AGUAS DE LUCENA. Comienza a prestar sus servicios en su nueva sede en la avenida Luis Alberto de Cuenca

La empresa municipal traslada su centro de operaciones a la avenida Luis Alberto de Cuenca tras firmar con Suvilusa, propietaria de los locales, un contrato por 20 años.

 La visita de los representantes municipales en el Consejo de Administración de Aguas de Lucena a las nuevas instalaciones de la empresa en la zona del Plan Parcial Oeste 1, ha servido de inauguración del que será a partir de ahora el centro de operaciones de la entidad vinculada al Ayuntamiento de Lucena.

Con dirección en la avenida Luis Alberto de Cuenca, número 80, las nueva sede de Aguas de Lucena aglutina sobre un mismo espacio de 500 metros cuadrados tanto los servicios de atención al público, administración y gerencia de la empresa como el almacén, zona de vestuarios para trabajadores y zona de vehículos.

“Al trasladarnos a este nuevo espacio, acabamos con esa separación de dos sedes que hasta ahora tenías Aguas de Lucena, lo que supondrá mejoras en la logística de la empresa al permitir organizar mejor al personal y reducir el tiempo de los traslados”, ha comentado el presidente del Consejo de Administración, José Cantizani.

Aguas de Lucena iniciará su servicio de atención al cliente en su nueva sede -ubicada junto a una parada del autobús urbano- el próximo miércoles, en el horario habitual de 8.30 a 14 horas. Con el traslado a la nueva ubicación, tampoco varía la atención telefónica de la empresa desde el 957 514818 (atención comercial) ni desde el 957 50 03 27 (gestionado por Policía Local) para comunicación de averías.

Traslado a locales de Suvilusa

Aguas de Lucena se ha trasladado a dos locales propiedades de la también empresa municipal Suvilusa, que pasará ahora a recibir unos 2.000 euros mensuales en concepto de alquiler. Con todo, se ha hecho necesaria una inversión inicial, por parte de Aguas de Lucena, de 167.000 euros para adaptar ambos locales, una cantidad que la entidad amortizará durante los primeros 11 años de un contrato que se ha firmado entre ambas empresas municipales por 20 años.

En este sentido, Cantizani ha anunciado que “la apertura de la nueva sede no supone un perjuicio económico para la empresa, pues la cantidad que se paga por el alquiler en similar a la que se venía pagando, con la parte positiva de que ahora ese dinero lo cobra otra empresa municipal, Suvilusa,  como propietaria de las instalaciones”.

Las obras de adaptación de la nueva sede se han prolongado durante los últimos 4 meses y se contrataron, tras proceso de contratación, a la empresa Francisco Peñalver.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *