MEDIO AMBIENTE. Celebramos el Día Mundial de la Vida Silvestre en la Subbética Cordobesa

El Día Mundial de la Vida Silvestre se viene celebrando cada 3 de marzo desde 2013 cuando la Asamblea General de la ONU decidió proclamar este día con el objetivo de concienciar acerca del valor de la fauna y la flora salvajes y la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad.

Fuente: Ruta Subbeticana

Acercándonos a nuestro entorno natural más próximo, os proponemos festejar este día sumergiéndonos en el Parque Natural Sierras Subbéticas, un espacio con una gran riqueza ecológica y paisajística donde descubrir rincones insólitos, un lugar orográficamente difícil, entre sierras y dehesas mediterráneas cargado de belleza natural. Declarado Parque Natural el 28 de julio de 1989 y en 2003 incluido en el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). De gran riqueza ecológica y paisajística, con una superficie de 32.056 ha., distribuido de forma irregular entre ocho municipios de la Mancomunidad: Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros.

Fuente: Ruta Subbeticana

Fuente: Ruta Subbeticana

El sur de la provincia de Córdoba acoge este maravilloso entorno lleno de vida y belleza que cuenta con la presencia de especies de gran interés para la conservación, por su condición de especies amenazadas o de especies raras o escasas, así  sobrevuelan sus montes aves rapaces como buitres leonados, águila perdicera, búho real, y halcón peregrino, emblema del Parque Natural, que desde las alturas divisan la extensa vegetación mediterránea que viste el entorno, encinares, majuelos, torvisco, matagallos, etc., donde campan a sus anchas jabalíes, jinetas, conejos, zorros, currucas, gato montés, la garduña o musgaño de Cabrera, este último en precaria situación y donde también habitan reptiles como la víbora hocicuda y el lagarto ocelado, el galápago europeo o la salamandra, que conviven con especies de crustáceo como el cangrejo europeo, anfibios del estilo del gallipato, el sapillo pintojo, la ranita meridional, la salamandra, entre otros, y gran diversidad de mariposas que te acompañarán a lo largo de un paseo adornado por lirios, narcisos, peonías u orquídeas enmarcadas bajo una serie de arbustos de gran belleza como el lentisco y el acebuche entre otros.

            

No olvidamos uno de los grupos faunísticos que más destacan, el de los murciélagos, dada su enorme riqueza específica y su grado de protección. Sin embargo, sus poblaciones se encuentran en grave riesgo, ya que la alteración de las cuevas y la inadecuada utilización de insecticidas son factores que pueden estar afectando a estas comunidades. Recomendamos visita a la Cueva de los Murciélagos en Zuheros.

En cuanto a la vegetación, el Parque Natural constituye un área donde el desarrollo de actividades como el carboneo, la roturación del suelo y el pastoreo han provocado la alteración de la vegetación, de forma que el estudio aislado de las comunidades vegetales existentes se hace muy difícil. Por ello, aunque a continuación se hace una descripción de las distintas comunidades existentes, no son todas aquellas que en la realidad se pueden encontrar, sino las más comunes y fáciles de observar.

Fuente: Ruta Subbeticana

Formaciones boscosas como un Quejigal-Aceral, que aún es posible observar en las cercanías del Poljé de la Nava y en la umbría de los Cerros de Palojo y Cerro de Jarcas, constituido por quejigos, encinas y arces. Alamedas-Fresnedas, vegetación ligada a cursos de agua, formada por álamos blancos acompañados por las zarzas o los rosales que en muchas ocasiones forman, en su conjunto, un bosque galería casi inaccesible, donde son abundantes especies como la zarzaparrilla. En algunas zonas la alameda se transforma en fresneda donde el fresno domina el estrato arbóreo; en sauceda, o en olmeda caracterizándose este estrato por la presencia de sauces o de olmos respectivamente. Encinar formado por un sotobosque en el que son numerosas especies como las encinas acompañadas por quejigos y, en ocasiones, madroños en los lugares más húmedos, algarrobos, zarzaparrilla, rosales, zarzas, pillanovios y otras especies de matorral como peonías o coscojas.

Os invitamos a disfrutar de esta maravilla natural de la zona sur de Córdoba en este Día Mundial de la Vida Silvestre y a tomar conciencia de la importancia de la conservación de nuestro rico patrimonio de flora y fauna en pro de salvaguardar nuestra biodiversidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *