RESEÑA CINE. Cerramos el año con cine, “STAR WARS. LOS ÚLTIMOS JEDI”

Episodio VIII, con él ha llegado el antes y el después.
Tras el taquillazo mundial de la anterior entrega (“Star Wars. El despertar de la fuerza” recaudó más de 2.000 millones de dólares en todo el mundo), Disney comprobó que la saga galáctica estaba en plena forma y una pléyade de fans ansiosos por saber más les estaba esperando. Rian Jhonson tomaba el testigo de J.J. Abrams y se enfrentaba a la labor de armar un episodio que iba a ser más oscuro, que tenía que responder varias preguntas y que, por comparación, muchos la anunciaban ya como la nueva “El imperio contraataca”.
El resultado ha sido un golpe de autoridad en lo alto de la mesa para romper con el esquema de las anteriores entregas y, por consiguiente, con la nostalgia de la trilogía original. ¿Era necesario? Sí, si la saga quiere avanzar y no perpetuarse como un ejercicio de nostalgia prolongada.

La película abarca varios arcos argumentales para ir dando más información de los personajes ya presentados anteriormente, aunque funciona mejor con Kylo Ren. En el plano de los actores de siempre, resulta irónico que Luke y Leia aguanten el peso de la mayor parte de la película sin desfallecer, y sea en las escenas de Finn o Rey donde el espectador se encuentra algo más desubicado.
Un metraje excesivo (dos horas y media) y una cierta decepción para los más puristas, no le ha impedido arrasar en taquilla, aunque con cifras (de momento) por debajo de su predecesora.
En cualquier caso, supone un cambio para muchos que esperaban un producto al gusto del fan service, ya que se salta muchos de los planteamientos ya vistos. Y sin hacer spoiler, se entiende muy bien (sobre todo en la escena final) aquello de “ha habido un despertar en la fuerza”. Y, como bien dice Lukle Skywalker en el tráiler, “esto no va a ir como tú crees”. Ese sería el mejor resumen.
TRAILER:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *